Condenan a operador de sitios web, por transferir IP de otra persona en Google

Un tribunal regional de la ciudad alemana de Múnich ha condenado a un operador de sitios web a pagar 100 euros en concepto de daños y perjuicios por transferir los datos personales de un usuario -es decir, la dirección IP- a Google.

La divulgación no autorizada de la dirección IP del demandante por parte del sitio web anónimo a Google constituye una infracción del derecho a la intimidad del usuario, dijo el tribunal, añadiendo que el operador del sitio web podría teóricamente combinar la información recopilada con otros datos de terceros para identificar a las «personas que están detrás de la dirección IP».

Google Fonts es una biblioteca de servicios de incrustación de fuentes de Google, que permite a los desarrolladores añadir fuentes a sus aplicaciones y sitios web de Android simplemente haciendo referencia a una hoja de estilos. Desde enero de 2022, Google Fonts es un repositorio de 1.358 familias de fuentes.

Google Fonts viola el GDPR

Según el Reglamento General de Protección de Datos (GDPR) de la Unión Europea, puntos de datos como las direcciones IP, los identificadores de publicidad y las cookies se cuentan como información personal identificable (PII), lo que obliga a las empresas que operan en el país a solicitar el permiso explícito de los usuarios antes de procesar dicha información.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Carrito de compra